Una auténtica batalla campal es lo que se vivió en el Metro de Barcelona entre la guardia urbana y los manteros de la ciudad. El desencadenante, la llamada de atención a uno de ellos por intentar colarse.

Publicidad

Como cada tarde, un agente de seguridad del Metro vigilaba la estación de la L3 de Plaza Cataluña. En un momento dado, una persona intenta colarse en el transporte público. Sin embargo, el hombre se da cuenta, echa al individuo y le recrimina su actitud. Al vendedor ambulante, -uno de los conocidos manteros de la ciudad-, no le gustó mucho la riña y se enfrentó al agente de seguridad privada antes de llamar a sus colegas y desencadenar una auténtica batalla campal con la guardia urbana.

En su enfrentamiento con el agente de seguridad, el mantero se encontró con la oposición de algunos usuarios del Metro, que avisaron a una patrulla de la guardia urbana que vigilaba el intercambiador de Plaza Cataluña. El mantero reaccionó pidiendo ayuda a otros vendedores ambulantes con su teléfono móvil.

Poco después, en cuestión de segundos, se organizaba una batalla campal entre unos y otros. Los manteros se enfrentaban a la guardia urbana, como puede comprobarse en el vídeo que se ha compartido en YouTube este miércoles pasado a última hora, tras lo sucedido.

Tal fue la batalla entre unos y otros que la guardia urbana, algunos de sus agentes con casco incluido, tuvieron que sacar las porras ante unos manteros que optaron finalmente por saltarse las puertas de acceso a la estación y correr. Se vieron también imágenes de vendedores ambulantes golpeando las puertas y cargando contra el material urbano de la estación.

Aunque llegaron al andén de la Línea 3, desde allí los manteros corrieron en dirección a los pasillos que llevan al transbordo a la Línea 1, desde donde salieron a la calle de nuevo.

Tras hacerse público el vídeo, algunos usuarios de Twitter han aprovechado para cargar contra la “manga ancha” que se da a los inmigrantes a la hora de entrar en España. Otros, han asegurado que el de los manteros es un problema latente y que los enfrentamientos se repiten con asiduidad.

Publicidad

Comentarios