María Patiño ha celebrado una boda casi secreta y por sorpresa en Sri Lanka con su novio, Ricardo Rodríguez. Tras 13 años de relación, la pareja se ha dado el ‘sí, quiero’ a miles de kilómetros de España.

Publicidad

Hace un tiempo, María Patiño aseguraba que en caso de celebrar una boda, esperaba que la gente se enterara “una vez haya pasado”. Aunque mostraba sus dudas sobre si lo conseguiría, finalmente la periodista de Telecinco ha cumplido su sueño. Ha sido ella misma la que ha desvelado su boda secreta y por sorpresa con su novio, Ricardo Rodríguez. 

La pareja se ha dado el ‘sí, quiero’ tras 13 años de noviazgo. Y lo ha hecho nada menos que en Sri Lanka, donde están pasando sus vacaciones de verano. “Cruzamos océanos para encontrarnos”, escribía Patiño en Twitter junto a la única foto que ha compartido de su boda.

En la foto, María y su ya marido aparecen abrazados por la espalda y en la playa. Junto a ellos, un grupo de nativos y, en un altar realizado con tres maderas, el oficiante.

Los novios iban ambos vestidos de blanco y parece que no llevaron invitados. Quizá, solamente, el hijo de la periodista, quien podría haberles hecho la foto que han compartido.

Las felicitaciones no se han hecho esperar. Entre los comentarios, los mensajes de Carlota Corredera, Toñi Moreno o Máximo Huerta. 

Tras casarse, la pareja comenzará una nueva etapa en la casa a la que se trasladaron recientemente. Un ático de 140 metros cuadrados, repartidos en dos plantas. El piso cuenta con tres habitaciones, dos baños y dos terrazas. Y se encuentra en el madrileño y céntrico barrio de Chamberí.

Vestido de Ion Fiz

Para su gran día, María Patiño confió en el diseñador Ion Fiz. Amigo personal de la periodista, fue el encargado de realizarle el vestido de novia.

El diseñador ha concedido unas declaraciones a ‘Ok Diario’ en las que explica que el vestido estaba confeccionado a medida. Se trata, en realidad, de dos vestidos en uno. Un diseño pensado para una ceremonia en la playa.

Un mini vestido de corte sirena, con falta entubada, tirantes finos y escote muy pronunciado iba por debajo. Todo en mikado de seda de color crudo. Por encima, un guipur y una falda de corte capa con cinco capas de tul y una de organza. Ion Fiz ha explicado que querían jugar con las transparencias pero sin ser evidentes. Y que María Patiño pidió un estilo romántico pero sexy.

Ha sido un vestido, además, confeccionado en tiempo récord. Y es que desde los primeros bocetos hasta la boda solo han pasado quince días. La periodista se llevó su vestido el pasado 9 de agosto y pidió a la tripulación llevarlo en cabina. Algo que se le concedió para preservarlo de la mejor manera posible.

Publicidad

Comentarios