Viorica Dancila es la primera ministra de Rumanía, a la que en el país quieren echar por sus políticas, errores y falta de acción contra la corrupción. Muchos la acusan de ser simplemente títere del presidente de su partido.

Publicidad

Miles de rumanos llevan tres días en pie de guerra en contra del Gobierno de Viorica Dancila, la primera ministra del país. Sus políticas, su falta de acción contra la corrupción y ser títere, según muchos rumanos, del presidente de su partido le han hecho estar en el ojo del huracán. Pero, ¿quién es y ‘de dónde ha salido’ Dancila?

Nacida en diciembre de 1963, es actualmente europarlamentaria a la vez que primera ministra de Rumanía. Cargo que ostenta desde el 29 de enero de este mismo año. Se convirtió en la primera mujer en ser investida como primera ministra en el país.

Militante del Partido Socialdemócrata desde 1996, ha ocupado puestos tanto en la dirección general del partido como en la administración local.

Carrera política

Comenzó su carrera política en 2009. Fue la primera vez que Viorica Dancila entraba en las listas del Partido Socialdemócrata para ser diputada en el Parlamento Europeo. Estuvo activa, durante cinco años, en la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas. En este lustro no redactó ningún informe como ponente. Algo que muchos argumentan a su falta de formación.

En 2014, Dancila era elegida para otro mandato como europarlamentaria. También es la líder de la delegación rumana socialdemócrata en su partido. Además, ejerce de vicepresidenta del PE para la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural. Es miembro de pleno derecho de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género y miembro suplente del Comité para el Desarrollo regional.

Títere

Sin apenas formación, -muchos directamente la tildan de analfabeta-, es vista como un mero títere en manos de Liviu Dragnea, presidente de su partido. El líder del PSD fue condenado en junio de este año a tres años y medio de prisión por incitación al abuso de poder.

Tampoco puede presentarse como presidente, ya que tiene otra condena por fraude electoral. De ahí que muchos vean en él al auténtico líder del Gobierno, con Dancila como mera cara pública.

La lista de escándalos de corrupción que le persigue es amplia. Motivo por el que ahora los rumanos están en pie de guerra.

Publicidad

Comentarios