La banda y la medalla presidenciales de Bolivia han sido robados en una zona de prostíbulos. Muchos se preguntan qué hacían estos símbolos históricos abandonados allí. Y parece que hay respuesta.

Publicidad

Un teniente del Ejército boliviano, destinado en el Palacio de Gobierno, denunciaba esta semana que la medalla y la banda presidenciales de Bolivia habían sido robadas. Símbolos históricos del país, habían desaparecido en una zona de prostíbulos de la ciudad de El Alto. El militar, detenido, ha tenido que dar más de una explicación. Entre ellas, por qué fueron robadas cerca de un local de alterne.

El teniente explicaba que los símbolos, que él tenía que custodiar, estaban en una mochila que dejó en un coche. Admitía haber ‘abandonado’ la medalla y la banda presidenciales mientras visitaba “varios locales de alterne” de la zona.

En su denuncia, asegura que acudió al aeropuerto de El Alto para, al parecer, trasladar la medalla, la banda y el bastón presidencial en un vuelo a la ciudad de Cochabamba. Allí, Evo Morales, presidente de Bolivia, tenía que lucir estos símbolos en un acto, mientras celebraba los actos del Día de las Fuerzas Armadas. 

Según ha relatado el militar, dejó el bastón en la maleta que facturó para el vuelo. Pero se quedó la medalla y la banda en una mochila que colocó en el coche, cubierta con una colcha.

Aunque nadie podía saber qué se escondía bajo la manta, lo cierto es que los símbolos fueron robados. La denuncia del militar ha hecho que fuera detenido. Y es que ha sido acusado de “incumplimiento de deberes”.

El Ministerio de Defensa boliviano ya ha abierto una investigación a mandos militares. Y es que es el Ejército el que tiene que custodiar estos símbolos durante sus traslados.

Medalla y bandas históricas

El expresidente boliviano Carlos Mesa ya ha puesto el grito en el cielo en redes sociales. “El más importante símbolo de nuestra historia republicana, la medalla presidencial que legó Simón Bolívar a la patria fue ¡¡robada en la puerta de un burdel!”, escribía.

Mesa añadía que “le roban la mayor joya del tesoro de Bolivia a un oficial de la seguridad presidencial que llevaba la medalla como quien lleva un balón de fútbol, en un automóvil particular”.

Por su parte, la Sociedad de Investigación Histórica de Potosí ha destacado que la medalla le fue regalada al libertador Simón Bolívar en 1825. El motivo no fue otro que la independencia de Bolivia, lo hace que tenga un “valor monetario incalculable”. Y es que, además de su importancia histórica, es de oro y diamantes.

Publicidad

Comentarios